Traductor-Intérprete Jurado: Aquí y en el extranjero

Hasta ahora sólo hemos hablado de la figura del traductor. Pero en realidad, el término que más se utiliza actualmente y el más correcto aquí en España es el de Traductor-Intérprete Jurado. Y de él, pasamos a hablar a continuación.

Todos sabemos, más o menos, lo que es un traductor y un intérprete, pero una definición más profesional del término Traductor-Intérprete Jurado sería la siguiente:

El traductor-intérprete jurado es la persona que posee la facultad de realizar traducciones e interpretaciones de un idioma a otro certificando el contenido, es decir, una especie de notario de las lenguas. Estas personas adquieren esta facultad a través de un nombramiento, que es llevado a cabo por el Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación según Real Decreto 2002/2009. Eso sí, tras demostrar previamente, su capacidad para la lengua que se trate.

nombramiento-traductor-jurado1

Por otro lado, alguno puede que se pregunte cual es la diferencia entre intérprete y traductor. Pues bien, la diferencia básica sería la siguiente:

Traductor es el que lleva a cabo traducciones de forma escrita.

Intérprete es el que comunica de forma oral lo que se dice en otro idioma.

El traductor-intérprete jurado posee la facultad de certificar que, tanto sus traducciones como actuaciones, son fieles a las originales, a través de su sello y firma, los cuales, tras su nombramiento, pasan a ser de carácter oficial. Además, en el caso de las interpretaciones juradas, el intérprete posee un carné específico en el que consta el idioma y la fecha de su nombramiento. Pero ¿es esto igual en el resto de países?:

• En el caso de Australia, deben de estar acreditados por el The National Accreditation Authority for Translator and Interpreters.

• En Francia, por el Tribunal de Primera Instancia o la Corte de Apelaciones.

• En Italia, acuden a un tribunal donde prestan juramento ante un funcionario público, lo que tiene como consecuencia precios más altos para la prestación de estos servicios…

• En Estados Unidos, cada estado tiene su propia normativa al respecto.

• En Brasil, tienen la singularidad de que pueden llevar a cabo estos servicios sólo personas con nacionalidad brasileña y en territorio brasileño.

• Y en Reino Unido, para asegurarse de que no exista intrusismo en la profesión, son los miembros de Institute of Linguists o del Institute of Translating and Interpreting, los encargados de dicha tarea. Al contrario que en España, ellos si deben presentarse ante un notario para que certifique la fidelidad y exactitud del trabajo.

Finalmente, y volviendo a tierras españolas, comentar que lo mejor de los traductores-intérpretes jurados españoles es que tienen la garantía de que su trabajo será admitido, tanto ante cualquier autoridad nacional como de en la gran mayoría de los paises extranjeros. Así que no lo dudes, si necesitas una traducción o interpretación, aquí estamos a vuestro servicio.

Deja un comentario